Otra vez soñé que estaba tratando de ir al aeropuerto para agarrar un vuelo. Parece que cuando tengo harto trabajo en un marco de tiempo restringido, uno de los temas del que suelo soñar es sobre perder o estar cerca de perder vuelos. En este sueño apareció la familia, y el aeropuerto estaba en la playa donde un bote nos llevaría al avión que estaba flotando sobre el mar a 200 millas(?) de la costa para no pagar impuestos.