Categories
castellano school

antecedentes de la ecuación de segundo grado

Trabajo de investigación

Asignatura: matemáticas
Tema: antecedentes de la ecuación de segundo grado
Curso: 3ºM C
Profesor: René Fonseca
Alumno: Yongho Kim
Fecha de entrega: 26.11.99

De los libros investigados, no se ha hallado información al respecto.

Bibliografía

Álgebra – Teodoro Jarfe
Introducción al álgebra – Dubist Schlecht
De la inspiración verdadera – David Céfibis
Análisis sociológico de la revolución francesa – Iam bored
Introducción al cálculo – Jonathan Klerk
Historia de la matemática contemporánea – Alberto Fujimori
Curso de matemática elemental – Alberto Zapato
Aritmética – Baldor
Paleontología antigua – Russ Walter
Historia de Chile – Alonso de Ercilla
Matemáticas 4 – Santillana
Filosofía y ciencias – Bertrand Russel
Probabilidades: Matemáticas al achunte – Edgar Allan Poe
Meditaciones acerca de los deseos innatos – Sigmund Freud
Matemáticas 3 – Santillana
Cópulas – Jorge Manriquez
Álgebra y aritmética – Emilio Izquierdo
Ecuaciones y sistemas de ecuaciones – Icarito vol.34
El rey de Katorem – Isabel Allende
Matemáticas y yo – Papelucho
Matemáticas 6 – Santillana
Crónicas de mis clases de álgebra – Dr. Moneypenny
Historias de las mil y una noches – Suky Snobbs
Los contrarios – David Céfibis
A.S.O.M.B.R.O.S.O.L.O.T.E.D.E.A.Z.U.L. – Edgar Allan Poe
Crónicas de una clase de geometría anunciada – Gabriel García Márquez
Matemáticas, yo te amo – Psyche Zenobia
La farmacia – David Céfibis
La levitación como un fenómeno algebraico – Michael Klinnsmann
Matemáticas Story – Tabitha Turnip
Crónicas algebraicas – Gonada Massclinn
Álgebra elemental – William Clark
Sallirium Cefibisio – David Céfibis
Ginecología avanzada – William Ganong
Álgebra según Alberto – Alba Albatross
Incienso y mirra – David Céfibis
Fisiología Médica – Wonfgang Gonadotropa
Matemáticas 2 – Santillana
Mozart y las posibilidades algebraicas de su música – Krieggiesche Männer
Las mil mentiras de las matemáticas – Augusto Céfibis
Salvador Dalí: un matemático innato del tiempo – Otto von Gerufen
Matemáticas 1 – Santillana
Crepusculario – Pablo Neruda
Álgebra, el gran dolor de cabezas del siglo XX- Lord Brougham
Arte/Rama XX – Rolf Carlé
Don Quijote de la Mancha – Miguel de Cervantes
Álgebra y su inutilidad en la vida cotidiana – Miguel de Unamuno
Álgebra y el cálculo infinitesimal – Mast Bramante
Matemáticas 1 medio – Santillana
Eva está en su gato – Urbación Di Guido
Matemática elemental – César Trejo
La nueva matemáticas – Irvining Adler
Martín Rivas – Blest Gana
Buena Onda – Alberto Mijalovich
El sistema socialista y las matemáticas – Ivanovich Stalin
Epitafio para una sociedad matemática – Friedrich Nietsche

Categories
castellano papers school

Disección de un encéfalo

Informe de Laboratorio

Asignatura: Biología
Profesora: Ivonne Alegría
Fecha de entrega: 03/11/99
Curso: 3ªM C
Integrantes grupo: Marcelo Danton, Sergio Romero, Tomás Pollack, Yongho Kim

Disección de un encéfalo

Introducción

Fuimos al laboratorio a diseccionar un encéfalo (en este caso de vaca). Llegamos al laboratorio y los encéfalos estaban sumergidos en un balde. Después supimos que el líquido contenido en el balde era una sustancia fijadora (formalina) que ayudaba a conservar el encéfalo.

Observación

Presenta una forma ovalada, con una protuberancia hacia abajo en la parte posterior, que corrsponde a una pequeña salida del cerebro y los demás órganos encefálicos. Tiene 13 cm de largo, 5 de ancho, y 6 de alto, aunque en la parte correpondiente a la protuberancia la altura alcanza los 13 cm.

El cerebro se destaca por su tamaño y ocupa casi todo el volumen encefálico. Sus dos hemisferios se distinguen a simple vista y un ligero escrutinio revela la sección gris que los une, llamado cuerpo calloso.

Su superficie está cubierta por una capa delgada pero resistente que debe ser la meninge. Ésta se rompe para observar a fondo las cisuras y ventrículos, que son nada más que cisuras más pronunciadas y amplias. Se descubre que, efectivamente, las circonvoluciones cerebrales ayudan sustancialmente al intercambio químico del cerebro porque se comprueba que al estirar una de las arrugas ésta alcanza casi el doble del largo original, que corresponde al aumento de la superficie. Más abajo de las meninges, en la superficie cerebral como tal, se encuentran ocasionalmente gruesas ramas de nervios, que pueden incluso palaparse, del grosor aproximado

Todo el conjunto forma una masa suave y altamente deformable. La superficie tiene en general un tono rosado, con ligera tinción naranja y una consistencia semejante a la plasticina, pero su interior es blanco y presenta una conformación sustanciosa, semilíquida.

En el caso del cerebelo, se destaca por su tamaño en comparación a los demás órganos encefálicos a excepción del cerebro. Una vez diseccionado, revela su anatomía ramificada, aquella por la que se le llama el árbol de la vida.

En cuanto a los demás órganos, no se han podido identificar, probablemente debido a su insignificante tamaño. Creemos, por la posición que ocupaba, que el pedazo de carne que estaba delante del cerebelo debe de ser la protuberancia anular. Pero no tenemos a mano mayores datos morfológicos del órgano, por lo que no pasa de ser una suposición.

Cuadro Resumen

Nombre Función

Cerebro
-regulación de innumerables actividades conscientes
-percepción de señales provenientes de neuronas receptoras
-envío de algunas señales motoras.

Cerebelo
-mantención del equilibrio
-vía intermediaria de nuemerosas señales nerviosas provenientes de estructuras inferiores y el cerebro.
-coordinación de movimientos finos

Bulbo raquídeo
-coordinación respiratoria
-regularización de la presión arterial

Tálamo
-centro de intercambio de señales nerviosas de otras fuentes

Protuberancia
-control de la respiración

Hipotálamo
-control de la hipófisis
-sensación del apetito y la saciedad
-regulación de la temperatura corporal y los fluidos corporales
-control del comportamiento sexual
-sensación del sueño

Bibliografía

Fundamentos de Biología 3 – Humberto Varas
Guía de Biología – el encéfalo

La función del líquido cefalorraquídeo

Procedimiento

Se colocan cuatro huevos, cada una dentro de una bolsa. Se sueltan éstos sucesivamente a 2,4,6 y 8 cms de altura sobre una superficie de madera. Luego se colocan dentro de una bolsa llena con agua y se repite el proceso; se repite el mismo procedimiento con bolsas llenas de aceite.

Variables

-altura de caída
-medio usado para cubrir el huevo.

Hipótesis

Por intuición podemos adivinar que el experimento tiene por objeto conocer las variables que influyen en la absorción de los golpes. Nuestro sentido común nos dicta que mientras mayor sea la altura de la caída es mayor la probabilidad con que se rompa el huevo, es decir, que reciba mayor impacto. También suponemos que el llevar algún elemento amortiguador (agua o aceite, en el presente caso) reduciría el impacto recibido, como aprendimos teóricamente con el funcionamiento del líquido cefaloraquídeo. Entonces es probable que los huevos con la bolsa sola no resistan ni una sola caída., o que resistan solo los dos centímetros; que con agua, resista un poco más, y con aceite, un amortiguador y lubricante, resista aún más.

Resultados

Con la bolsa sola, el huevo sólo resistió los dos centímetros. Soltado desde alturas mayores, se rompía.

Con la bolsa llena de agua, el huevo resistió sólo los dos centímetros de caída. A los 4, 6 y 8 se rompió. (para asegurarnos de si la hipótesis era correcta o incorrecta, procedimos a la siguiente comprobación) Probamos con tres centímetros, a los cuales el huevo con agua no se rompió. Pero pudimos comprobar que, efectivamente, el huevo sin agua se rompía a los tres, y que por lo tanto había diferencia de aguante entre ambas condiciones.

Con la bolsa llena de aceite, el huevo resistió 2, 4 y 6 centímetros de caída, pero se quebró a los ocho. De esto comprobamos que el aceite es mejor amortiguador que el agua – aunque en realidad sólo se deba a un efecto de resbalo del objeto caído y no una absorción del impacto en todo el sentido de la palabra.

Conclusión

Resumiendo, comprobamos que la presencia de un líquido entre dos masas es un medio adecuado para aminorar el efecto de impactos que se transmiten de una masa a otra.

Aprendimos por otro lado, que para que el rendimiento del amortiguador sea óptimo, el espacio entre ambas masas debe estar completamente rellena con el líquido en cuestión, ya que al haber espacios de aire – como ocurrió al comienzo en nuestro experimento del huevo – durante el lapso del impacto el líquido se escurre y los efectos absorbentes se ven anulados.

Otro punto a señalar es que un sólido no solo es inadecuado sino contraindicado para la amortiguación, ya que tiende a transmitir los golpes; y que tal función está destinado a líquidos o gases a una presión adecuada.

Los dos puntos señalados anteriormente llevan a la conclusión de que la combinación cráneo/líquido cefaloraquídeo es la mejor posibilidad para la protección encefálica, ya que provee tanto la amortiguación del impacto (líquido cefaloraquídeo) como el molde (huesos) en que el líquido mantiene la presión constante en lo posible e impide que se escurra durante el impacto.

Categories
castellano cuento

De la inspiración verdadera

La mansión estaba ahí, con todas sus ventanas sin vidrio, sus paredes de madera deshechos a medias, techo rojo y la vegetación salvaje rodeándola por todos lados, como si quisiesen acabar con lo poco de lo humano que en aquel rincón del área en demolición quedaba.

El estudiante lo observaba con maña y agudeza. Una camioneta blanca cruzó por enfrente suyo, privándolo del objeto de sus cuidadosas miradas por un breve espacio de tiempo. Estaba sentado en el césped, sobre la parka que había puesto cuando comenzó a sentir las primeras oleadas de frío. A esa hora el tráfico solía concentrarse más a su espalda, pero aquello no ocurrió. Los semáforos, seguramente. Su compañero estaba también a su lado, tratando por su parte de concentrar su atención a la triste construcción ? no podía, por supuesto. Las tersas piernas de las colegialas de camisa verde que aparecían de vez en cuando por el lado de Inglaterra resultaron ser mucho más interesantes; era natural, era su edad.

Categories
castellano poesía

Pacífico Sur

Naturaleza nocturna – una tijuareta se acerca
imitando cien bailes, danzas de hadas
los cielos cantan, la perseguida llamada esperanza
desespera. Recoge tres diminutas alas
y vuela.

Cosquillean los grillos mi amanecer sin nubes.
Llueve. Escasas nieblas duermen bajo el encanto de hechiceros
Magos ciegos. Vestidos en túnicas relampagueantes al crepúsculo.
Están en pie bajo el prado gris. Llovizna moribunda sumerge junto a mil presentimientos.
Mi ente… mientes.
Quisiera subir hacia… no, no hacia arriba. Mientes. Los magos no ven ni pueden hablar.
Florescentes son las barrocas guirnaldas – el oleaje avanza
diminuta es la lluvia, ritardando,
una fuga transparente, (Bach) ilumina el prado inalcanzable.

El astro de todas las vidas surte luces bajo el aire.
Las alas se llaman mentira, muerte y fantasía.
Pero la lluvia cesa la esperanza cesa
los magos no respiran no ven guardan mil historias
y no hablan persiguen con su mirada irreal
cómo la gota llamada fe desaparece bajo mi suelo pedregoso.
El mar no perdona. Continuas olas golpean. No hay compasión hoy.

La mañana invade una isla solitaria
mi isla entre olas. Sin lluvia.
Rapa nui.

24/07

19:30

Categories
castellano poesía

Opúsculo póstumo

Ora que canta, ora llora, los
primeros albores resonando entre los
últimos gritos, postreros sueños
salobres ríos pasan por los montes
canturreando el soneto de ayer, melodías de mañana
una y otra vez.
Leguas de sudor y sangre, perfume de muerte
o náyades tendidos sobre rocas frías, a la mar.

Pedazos salpicados de luz y vida
ocurre, que los gnomos saltones, irreberentes
suben por los altibajos de la médula, boca; oído y ojos
turban mi alma, surte en la mente palabras entrelazadas:
una tempestad, un relámpago, paisajes que elocuente y
mudos, despiden el rayo abrasador y hojas café o escarlata, traducidos en
oro puro, incienso apasionado y tranquilidad de mirra.

Categories
castellano cuento

Stravinsky al Óleo

No debe de tener más de catorce años. Ella mira.

El joven está concentradísimo en su trabajo, rostro sonriente. Le han pagado muy bien, pero tiene su precio: debe preocuparse de no pintar más allá de los marcos, porque no se puede borrar. Es el marco de la ventana, y la pared ya está pintada con rojo, de modo que si le aplica diluyente, se descolora la pared. Aunque lo pinte otra vez, la mancha estará allí, acusadora del error; y le pagarán menos. Con sumo cuidado, pasa la brocha por la parte más delgada del marco. Se saca la lengua y muerde con los dientes.